Nuestra era republicana se inicia en el año de 1903 cuando en un hecho heroico nos separamos de la gran Colombia y a pesar de la incertidumbre de la época, no se dudó en ningún instante de que estábamos listos para iniciar nuestra propia identidad y desarrollarnos como cuidad cosmopolita. Esto tiene su razón de ser.

Desde el inicio de la construcción del ferrocarril en el año 1850, e inclusive muchos años atrás, nuestro suelo fue invadido por un sinnúmero de foráneos provenientes de diversas partes del mundo, que en su afán de buscar fortuna usaron nuestro suelo como trampolín para alimentar sus deseos de progresar con la fiebre del oro en California, sin imaginarse que el embrujo de nuestra virgen naturaleza los haría asentarse en estos hermosos parajes y probar suerte en nuestro territorio.

Gran parte de la población se asentó entre lo que conocemos como el Casco Viejo de la ciudad (San Felipe, Santa Ana), la Sabana (Carrasquilla) y Río Abajo, dado a la existencia de los ríos Mataznillo, Vista Hermosa, Río Abajo y el Chorrillo, que eran las principales fuentes de agua para la ciudad y sus alrededores. Para esta época el sistema de dotación del vital líquido era a través del “Pipotero” encargado de la venta de agua utilizando un carruaje con un pipote o barril para su transportación.
El inicio de la construcción del Canal por parte de los norteamericanos, luego del fracaso de los franceses, trajo como consecuencia la modernización de la distribución de agua potable y el saneamiento de la ciudad y para tal efecto fueron construidos los acueductos de Colón y Panamá, según la Convención Istmica firmada entre nuestro país y el gobierno americano.

El primer acueducto comenzó a prestar servicio el 4 de julio de 1905 en la ciudad de Panamá, sin embargo no fue hasta 1942 cuando los Estados Unidos accede a entregarnos las redes de distribución, estaciones de bombeos y válvulas ubicadas en Panamá y Colón, hecho que se concreta en el año de 1953, manteniendo bajo su control las plantas potabilizadoras de Miraflores de Mounth Hope.
El 28 de noviembre de 1956 se creó la Comisión de Acueductos y Alcantarillados de Panamá (C.A.A.P.) para el estudio, diseño y construcción deensanches del sistema de distribución del acueducto de la ciudad de Panamá.
El 1ero de enero de 1956 inició labores con un fondo de 4 millones de balboas para ejecutar mejoras al acueducto y alcantarillado en la Ciudad de Panamá.

En cuanto al interior del país, los primeros acueductos se construyeron entre 1914 y 1920, en las ciudades de Aguadulce, Pesé y Las Tablas, todos ellos privados.

En vista que la potabilizadora de Miraflores no podía suplir la cantidad de agua necesaria para la ciudad capital, el gobierno nacional inició la construcción de una Planta Potabilizadora en 1972. El 10 de octubre de 1975 se inauguró y es la mayor fuente de abastecimiento de agua potable del país, capaz de producir 125 millones de galones de agua diarios.